Disfrutando del camino

Los domingos son días de descanso y desconexión, aunque solo a veces, porque yo soy de las que siempre que tengo un poco de tiempo para mi (como hoy) me dedico a hacer un millón de planes para toda la semana. A parte de mis rutinas diarias: niños, cole, extra escolares, trabajo, comidas, meriendas y cenas. Ahora, ahora mi cabeza no deja de planificar como puedo llegar a captar nuevos lectores para mi primera historia.

Hace solo veinte días que tengo mi novela en mis manos y durante este pequeño periodo de tiempo he vivido cosas tan intensas y tan emocionantes, que no sabría como describirlas. No puedo quejarme de mis primeros pasos en el mundo literario, pero soy consciente de que uno de los grandes incovenientes que tiene la autoedición es que después de la emoción de poder tener tu libro en papel, tienes que presentarte frente al mundo, sola con tu obra.

Quiero ir paso a paso, disfrutando de todo el proceso y marcándome metas a muy corto plazo.  La mayor recompensa que puedo obtener de todo esto es cada comentario positivo que hacen mis nuevas lectoras y la satisfacción personal de que están esperando con ganas que publique la segunda parte de la bilogía de Lía.

Gracias a tod@s por compartir y recomendar a Lía y a Axel, ese “boca a boca” es fundamental para que cada día haya alguien nuevo interesado en conocerme  a mí y a mi primera historia y sobre todo, gracias por hacerme disfrutar del camino.

c1ba7a2e41218c5a247346be68c8dfdf

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s