¿NOSTALGIA UN VIERNES?

Ha llegado el viernes y con él la vuelta al cole y la bofetada de rutina.

Ahora me esperan diez meses de idas y venidas. Comidas, meriendas y cenas. Un horario. Organización. Entrenamientos. Más idas y más venidas. Partidos. Lavadoras, más lavadoras. Deberes. Ropa rota. Zapatillas desgastadas. Prisas y más prisas. Días interminables y noches cortas.

Será que se acaba el verano, que tengo que guardar los biquinis y todo lo de la playa o que cada vez están más cerca los días lluviosos y grises, pero hoy me ha invadido una especie de nostalgia que no sé si sabré gestionar.

Y después me acuerdo de que es viernes, que en una hora comenzará mi fin de semana y que me quedan por delante cuarenta y ocho horas de descanso y relax, al menos en mi cabeza. Leer, escribir, reír y disfrutar.

Pienso que en un par de meses tendré mi nuevo libro y que me muero de ganas de saber que os parece.

Pienso que las musas se están portando fenomenal conmigo y estoy escribiendo a muy buen ritmo.

Pienso en lo afortunada que soy de ver felices a los míos.

Pienso en que cada día mis lectoras me animan a seguir escribiendo y con ello contribuyen a renovar mi energía.

Y sobre todo pienso que es verdad que las mujeres podemos hacer un montón de cosas a la vez, porque además de todo lo que he dicho anteriormente también respiro y vivo.

En resumen, arranco este curso 2018-2019 con la contradicción por bandera. Lo bueno y lo malo. La pereza y las ganas. El miedo y la ilusión. El quiero y no quiero. Un curso más. Un paso más.

Lo único que espero es que en junio cuando haga balance me pueda sentir orgullosa de todo lo conseguido.

nostalgia

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s