ADIÓS AGOSTO

Un año más y antes de que termine este mes de agosto, empiezo a tener la sensación de que la rutina ya está llamando a mi puerta de nuevo. Lo que no tengo demasiado claro es si quiero dejarla entrar, y con ella que llegue el control horario, alimenticio y del resto del hogar, en general, o dejar que pase de largo y seguir en este estado caótico dónde nada se predice ni se calcula, ni tan siquiera el desayuno de cada mañana.

Ya llevo varios días trabajando, pero aún así, procuro que mis días sigan siendo muy estivales. Paseos al atardecer, cenas, vinos compartidos, quedadas de amigos, visitas de verano, fiestas en la ciudad y en los  pueblos, reuniones familiares eternas y así, un sinfín de eventos lúdicos y  festivos, que consiguen que viva en un estado de eterna adolescencia, como cuando los veranos duraban tres meses, de junio a septiembre.

organizar-fiesta-playa-03-620x414

Y mientras tanto, escribo. Sí, no he dejado de darle a la tecla ni un solo día. Incluso cuando me fui unos días de vacaciones, el ordenador se vino conmigo en la maleta, porque mis protagonistas  están permanentemente  en mi cabeza.

 

20190721_102700

Les escucho, les siento, les entiendo, o al menos lo intento, y les dedico todos los minutos que puedo al día, para dar forma a su historia, que no es fácil., pero es preciosa.

Alguien me preguntó hace poco si es lo mismo escribir para mí, como hice con mis anteriores libros, o hacerlo ahora para una editorial. Mi respuesta fue clara: es distinto solo por la PRESIÓN. Ahora tengo que cumplir unos plazos y mi trabajo pasará por su filtro, no solo por el de mis lectoras cero.  Más ojos, más criterio, más lupa. El reto es apasionante y mentiría si digo que no me encanta sentir ese puntito de agobio encima de mi cabeza, creo que lo hace todo mucho más interesante.

da9df8bdbefd6112bfee0babd43fceec23bee7b8_hq.gif

Ahora solo espero estar a la altura y conseguir cerrar una historia  más de #amordelbueno, una que os haga sentir, que os meta de lleno en la piel de los protagonistas, que os saque muchas sonrisas y con la que al final, mi pluma, os deje con ese cosquilleo en el estómago y muchísimas ganas de seguir leyéndome. Además con el aliciente de hacerlo de la mano de un gran sello editorial, que me brindará la oportunidad de llegar a muchos rincones dónde yo sola es prácticamente imposible, por lo que espero también aumentar mi base de lectoras, porque cuantas más, mejor.

Lo siento agosto, pero no me queda más remedio que decirte  adiós, con ese puntito de nostalgia en la voz, porque has cerrado mi verano siendo un gran mes y con la ilusión de darte carpetazo para empezar a centrarme en todo lo bueno que está por llegar el próximo otoño e invierno.

Ojalá que el año que viene vuelvas y seas todavía mejor.

61603367-vector-dibujado-mano-de-letras-la-caligrafía-de-tendencia-para-las-banderas-etiquetas-signos-grabados-

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s