TACHANDO LOS DÍAS

Lo siento. Sé que hacía un montón de tiempo que no os escribía nada por aquí. No voy a relatar una lista enorme de excusas, como la falta de tiempo, la ajetreada vida que llevo, ni nada por el estilo, porque “la verdad verdadera” es que he despedido el año y lo he recibido en modo relax y un poquito desconectada de las letras.

descarga

Lo más probable es que no me hayas echado en falta,  si ese es tu caso, ignórame, y si por el contrario, te gusta leer mis entradas cargadas de reflexiones, miedos y comeduras de tarro, quédate, que a partir del siguiente párrafo te vas a topar con un montón de ellas.

HowMusicAffectsTheBrain-EatHealthyLiveFit_com

Despedí el año con un pedazo de viaje a Nueva York, era mi primera vez, y estoy convencida de que no será la última. Mi cabeza, que lo de desconectar del todo no va con ella, fabricó una historia… Diferente. Ambientada en Manhattan, con una trama más arriesgada y trepidante, y un protagonista distinto a lo que suelo escribir, en resumen, todo fuera de mis propios límites. Sus calles, sus edificios, sus habitantes, su ritmo. Cada paseo, cada sensación…todo me inspiraba. Los engranajes de mi imaginación se confabularon para que, durante la espera en el aeropuerto, llenara páginas y paginas de mi nuevo cuaderno recién adquirido en la Quinta Avenida. ¿Qué cuando me pondré con ella? Pues espero ser capaz de empezarla cuando termine con la que estoy ahora, porque eso de escribir dos historias a la vez, lo veo imposible, de momento.

 

thumbnail_20191225_132346

Regresé y llegó enero y con él un año nuevo, acojonante y prometedor. He pasado el primer mes de este 2020 con más calma de la esperada y con el único objetivo de ir tachando los días en el calendario hasta que llegue ese mágico 17 de marzo, que tanto ansío.

Calendar on white background. 17 March.

Y para no perder la costumbre, empecé a escribir mi nueva historia, porque crear otras vidas se ha convertido en mi adicción. Se trata de una que ya tenía en la cabeza al terminar la de Nora y que se sale un poco de mi zona de confort también. Nuevos protagonistas, con circunstancias muy particulares, que me van contando cositas, a un ritmo demasiado lento, para la que estoy acostumbrada, pero es que cuando tengo mil millones de cosas en la cabeza, todas en plena ebullición, es más difícil que consigan hacerse un hueco para alzar sus voces, aun así, yo no dejo de darle a la tecla, aunque sea más despacito.

descarga (1)

Casi sin darme cuenta ha llegado febrero. Así que, después de ponerte un poco al día con mis cavilaciones, solo te pido un poco más de paciencia, porque seguro que durante este mes te podré anunciar más cosas sobre el próximo lanzamiento de mi quinta novela y me encantará que sigas a mi lado, porque los buenos momentos si son compartidos, duplican su valor.

Y para despedirme, si eres de las que todavía no conoce mi pluma, atrévete.

Prometo que mis historias de #amordelbueno te harán sentir.

EDURNE_ (16)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s