Y SE DETUVO EL TIEMPO

No sabía si escribir un nuevo post en medio de esta pausa que nos ha impuesto la vida, o esperar a que la nueva “normalidad” regresara a este mundo , al final, he decidido pasarme por aquí, básicamente, para que no os olvidéis de mí y porque darle a la tecla es una de las pocas cosas que me siguen motivando.

maquina-escribir-65063

Tras la cancelación de la publicación de Nora y su vértigo constante, la falta de un horizonte claro a corto plazo y la puñetera incertidumbre, mis días se rigen por una bipolaridad constante,  donde a ratos quiero ser optimista y a ratos solo quiero quemar las horas haciendo absolutamente nada y antes de irme a dormir tachar un día más de esta primavera que nos han robado en el calendario.

5da032f3210000c008acced7

Como sabéis, toda mi energía y mis expectativas estaban puestas en esa publicación, que suponía mi primera vez con una editorial, mi primera vez en todas las librerías, mi primera vez … Y así podría estar toda la tarde, enumerando todas esas primeras veces que no han llegado todavía.

70001141_133326560989444_2708980554451344759_n

Así que, tras ese disgusto, el primer día de confinamiento, he tratado de recuperar el ánimo, poco a poco, pero es muy difícil tener la mente centrada en algo en concreto durante este aislamiento, sobre todo, a nivel social. Más de treinta días en casa, saliendo solo para lo básico, sin ver a la familia, a los amigos, a los compañeros de trabajo, excepto las veces que lo podemos hacer a través de las pantallas de nuestros móviles. No sé  si os ha pasa a vosotros, pero mi cuerpo y mi mente han entrado en un bucle sin sentido, dónde como mal y a deshoras, cojo un libro para leer y al poco rato lo suelto,  veo alguna película, sin mucho entusiasmo, o alguna serie que tenía pendiente, sin engancharme como antes, o me siento a escribir, con más intención que concentración, y para rematar, termino metiéndome en la cama con pocas ganas de sueño y la desazón de que al día siguiente seguiré en las mismas.

Psicólogos, sociólogos, coaches… Sí, lo sé, he leído todos y cada uno de sus argumentos y de verdad que intento ser constante y me obligo a mantener esa pequeña rutina, de la que tanto hablan, pero es muy difícil que el tiempo que dedico a cualquier actividad me cunda como cuando tenía ganas, ilusiones y vida.

Joder, menuda negatividad que me gasto hoy ¿no?

6e843fdaa4e44eed47f04d6a6ded3fb1b739be5d_00

Bueno para terminar y dejar una pequeña ventana abierta a la esperanza, os confesaré que aprovecho mis pequeños momentos de lucidez para abrir nuevas libretas preciosas con nuevos proyectos, que ojalá empiecen a coger forma pronto, y que también avanzo con el que tengo entre manos, todo para que mi #amordelbueno siga fluyendo a pesar de todo.

53014009_2351066508509786_4134105055479463936_o

 

#undíamenos

Os leo..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s